miércoles, noviembre 12, 2008

Pescado con salsa de anacardos y la publicidad en exceso.

Querida Doña Col, he leído recientemente en su blog que se queja de todo el spam que le llega al buzón y, chica, yo no sé de qué se queja ya que yo estoy tan contenta, es más me han cambiado la vida todas esas ofertas que recibo a diario, aunque se cuenten por decenas.
Estoy contentísima con mi nueva mata de pelo, que arrastro indómita por el suelo. Y qué decir del tipo que luzco ahora: estoy hecha una sílfide, en mi vida había tenido tanta piel colgando. Por otro lado, mi queridín y una servidora, hacemos uso del matrimonio casi constantemente, durante el día, durante la noche, hasta en sueños.En mi casa, ni las escobas padecen ya de disfunción eréctil. Me han tocado loterías varias, de varios remotos países, con lo que vadeamos la crisis sin salpicadura alguna. Que aprenda Zapatero. Y ya por último le contaré que estoy siempre informada de la hora que es, ya que mis brazos lucen tantos maravillosos relojes que parecen entablillados. Lujosamente entablillados y por poquito dinero, eso sí.
En fin, todo son ventajas porque todas estas felicidades son gracias a la avalancha de píldoras y demás artículos increíbles que a diario inundan mi buzón y mi vida. No podría estar más agradecida, ¿no cree?.

Y para comer, querida amiga, una rica receta de pescado con un fruto seco brasileño muy peculiar: los anacardos, allí llamados castaña caju (léase cayú), fruto del cajueiro. La fruta, de sabor y aroma fuertes, utilizada para zumos y para aromatizar chupitos de cachaça entre otros usos, tiene un pseudofruto comestible en la punta (tal vez la semilla no lo sé), que es el que nosotros conocemos. Una vez seco, se tuesta, se sala, se chocolatea, se pimentea, o se embadurna de leche condensada para que niños y jóvenes los vendan por la playa en saquitos de papel, mientras estás sentadito en una barraca al solete.
Como no, me traje un buen bolsón en mi reciente vuelta de Brasil.
Pescado con salsa de anacardos
Ingredientes: -Pescado en filetes para dos personas, yo utilicé palometa. Una docena de anacardos tostados, 1 diente de ajo, 2 chalotas pequeñas, unas ramitas de perejil y de albahaca frescas, 1 copita de cachaça, el zumo de 1 lima o limoncillo verde, 1 vasito de fumet.

Hacemos un majado con las hierbas, el ajo, sal, y los anacardos. Dejamos algunos para decorar.
Doramos sobre una pizca de AOVE el pescado y reservamos caliente.
En la misma sartén salteamos la chalota picadita hasta que dore ligeramente. Añadimos el majado y rápidamente, sin que se dore, añadimos los líquidos y el pescado. Movemos constantemente la sartén durante dos o tres minutos hasta que la salsa espese. Servir y comer.
Espero, querida amiga, que haya usted cambiado de opinión repecto a la publicidad abusiva y que pruebe este pescadito.

Besos
;-)

5 comentarios:

audaciosus dijo...

eres grande compañera -en el mejor de los sentidos- tenía pendiente felicitarte por la boda así que: ¡¡vivan los novios!! un besazo y enhorabuena de nuevo

Marisa dijo...

Gracias, cielote.Te leo desde uno de los muchos vuelos baratísimos que disfruto, gracias al bendito spam.
Besos

cibercuoca dijo...

Hola, me encantó tu receta, los anacardos que no sabía que eran las castañas de cajú, tu pelo, todo, menos la publicidad en exceso que la elimino y yá.
Besos

Marisa dijo...

Gracias Cibercuoca. Lo del pelo es por algo que comé de pequeña.
:-D
Besos

Doña Col dijo...

jajaja
eres genial
voy con un retraso enorme y me esta costando ponerme al día leyendo blogs...
mi queja no solo iba contra los spam de relojes, viagras y demás alicientes a la vida moderna... sino que últimamente me llega todo tipo de spam sobre productos alimentarios, apertura de nuevas fábricas, presentación de nuevos productos... y es un peñazo...