jueves, agosto 07, 2008

Pastel de melocotón y nata.

Creo que esta fue la tarta que más me gustó de las que presenté en la boda. Es delicada y a la vez la fruta le otorga mucho sabor. Está decorada con corazoncitos de colores de azúcar, monísimos. !Pero qué horterita que soy! :-D

Necesitamos un buen bizcocho partido en tres capas, 500gr de nata montada dura, tres melocotones maduros picaditos, medio vaso de Pedro Ximenez y mermelada de melocotón.
He de confesar que no me plantee siquiera el hacer el bizcocho en el horno de mi primo porque en él no sube nada como debe. Los profiteroles me los llevé hechos de Madrid y esperaron pacientes en una lata a que los rellenara y demás. Pero el bizcocho lo compré en Mercadona a 1,25 euros y sanseacabó.
Puse la primera capa sobre el plato de presentación y la empapé con el vino dulce. Después una buena capa de melocotón picadito y otra de nata. Repetí operación, esta vez sin vino y con la mermelada. Finalmente tapé con la ultima parte y la cubrí bien de nata y corazoncitos.
Este pastel se hace en quince minutos y sin pasar calores debido al horno. Que queda mucho mejor con bizcocho casero, indudable, pero ni dios dijo ni pío.
Y este ha sido mi Botín Lidl Bella Italia. !Canny, por fin amaretti!. He comprado un montón y ya tengo un pastel en capilla para hacer con ellos. Este mes Sale y Peppe han vuelto a mandarme la revista después de meses con problemas para hacermela llegar. La vida es bella.
¿Canny, debería haber comprado algún artículo más? Tal vez haya algo riquísimo y me lo esté perdiendo, jopé.
Besos

2 comentarios:

Garbancita ® dijo...

Comprate un bote de amarenas... o mejor compra 10!

Son cerezas orgásmicas. Una pasada!

Marisa dijo...

!Uys,orgásmicas...! Voy por ellas, gracias guapa.