sábado, abril 21, 2007

Mero, ajetes agridulces y naranja sanguina



El pescadito, uno de mis ingredientes preferidos, toca para este mes y ayer mi pescadero !tenía mero! Es un pescado que hace años que no veíamos por mi barrio, está caro y aquí el personal anda siempre a dos velas, pero ayer se dio el milagro y aquí mi menda se hizo con un trozo.
Las naranjas sanguinas hace años que desaparecieron de los mercados que frecuento pero cuando era niña eran mucho más consumidas y las recuerdo con cariño. También me las encontré hace unos días en la frutería y con gran regocijo me hice con unas cuantas para que me llevaran de nuevo a la infancia.
Había visto en una revista unos ajos tiernos caramelizados,como no podía ser de otro modo, no tengo ni pajolera idea de dónde. En fin que hoy cuando he llegado del curro e improvisado este plato Delocay y encima estaba bueno. Como para no estarlo con lo que he pagado por el mero.
Mero, ajetes agridulces y naranja sanguina


Ingredientes para uno:
- 1 rueda de mero, dos ajos tiernos cortados a la mitad, una cucharadita de miel, cuatro de vinagre de Jerez, el zumo dos naranjas sanguinas, 1 pizca de maicena, 1 chalota, una ramita de hierbabuena, un espárrago verde y otro blanco cocidos, sal y AOVE.

Poner una cucharada de AOVE en una sartén y dorar los ajetes brevemente con su sal. Regar con el vinagre y la miel y dejar que el líquido espese. Reservar.
Picar fina la chalota y saltearla en una pizca de AOVE. Regar con el zumo y cocinar hasta que esté tierna. Pasar por la batidora y el chino. Poner a reducir, salpimentar, y si fuera necesario añadir una pizca de maicena para que quede una salsa que cubra. Antes de emplatar cortar finitas unas hojitas de hierbabuena y añadirlas a la salsita rosada tan bonita que habrán dado las naranjas.
Dorar en sartén el mero, salar y emplatar junto con los espárragos, los ajetes y su salsita, la salsa de naranja.... como en la foto.

Y ya está.... !Joé mero!


Besos



7 comentarios:

Margarida dijo...

Fantástico, que buena idea combinar el pescado con naranjas sanguinas.

Yo también recuerdo haberlas comido de niña, cortadas a la mitad sin quitarles la piel e ir mordiendo poquito a poco para que te duraran más tiempo. Un beso :)

Akane dijo...

Me gusta mucho usar cítricos para cocinar el pescado, esta receta tiene que estar riquísima.
Y me has hecho caer en la cuenta de que también hace un montón de tiempo que no tomo mero! Habrá que tener más atención en la pescadería :P

francisco migliore dijo...

que linda presentacion y muy sencillo, a menudo las mejores recetas estan en lo mas sencillo
te felicito

Gourmet de provincias dijo...

Pues menos mal que es una receta delocay, porque te la plantan en un restaurante, después de semanas de experimentación, y cuela perfectamente.

Me la apunto y la haré (ya sabes que más o menos, porque me cuesta más seguir una receta al pie de la letra que perder kilos), aunque probablemente con otro pescaíto, que el mero por acá es un lujo de esos de una o dos veces al año como mucho.

Marisa dijo...

Me alegro que os haya gustado...estaba muuuuuuuuuuu rico. Lástima que esté tan caro el mero, joé.
Tienes razón Gourmet, menos la pastelería, el resto no hay que serguirlo al pie de la letra, es lo divertido de cocinar.

Marona dijo...

Me ha encantado tu receta!!!! Y también el blog en general... me gusta mucho cómo explicas las cosas, parece que lo estás viviendo también!
Saludos!

cerise dijo...

Una presentacion estupenda, y ahora que lo dices hace años pero años que no como naranjas sanguinas .