viernes, abril 02, 2010

La Reina del Escaqueo, ese deporte nacional.Tortilla de pensamientos.

No puedo con las obras, y llevo quince días con una en casa. Si me las hacen, malo; pero si tengo que ser yo quien las haga, peor. No sirvo. A mí me gusta hacer pasteles, escribir, dibujar... y además no soporto que me estén todo el día diciendo qué hacer y cómo. Me sale la vena contestataria y la lío siempre. Por eso, me escaqueo que da gusto.
Terminada la obra la cuadrilla que me libró de "La noche de los boñigos flotantes", se me ocurrió la feliz idea de hacer mejoras en el patio, ya que está pata por hombro...le damos un pintaíto, llenamos la jardinera...
Para ilustrar mi aficción a ese deporte nacional llamado "escaqueo" os contaré que ayer, jueves santo, por ejemplo, me encargué de ir a todo recado que saliera. Benditos chinos infieles, pero qué dolor de canillas de tanto ir y venir y subir y bajar las escaleritas del patio.Después de comer incluso fingí que se había roto el lavavajillas para quedarme solita en la cocina, entretenida un buen rato, y no coger brocha alguna. !Cómo dejé la sartén de reluciente por dentro y por fuera!, y eso que es una de esas de aleación de súper aluminio recubierta de nosequé material imposible que se pegue nada de por vida. Bueno, pues eso sería antes, que me la he cargao frotándola en aras del escaqueo y la paz familiar.
Hoy toca ir al mercado, para la barbacoa que mañana inaugurará el patio recién enjalbegado, y al vivero, a comprar plantas y flores para engalanarlo y llenar la nueva jardinera. De eso no me escaqueo y, además, mando yo. Con suerte por la tarde llueve.
Cenaré ligero, una tortillita de pensamientos, una flor muy chula y comestible que seguro adornará la jardinera. Es necesario comprarla en establecimientos de comestibles. Ni se os ocurra utilizar los que venden para el jardín, pueden llevar sustancias nocivas para la salud ... a no ser que tengáis pulgones detrás de las orejas.
En Madrid, en Gold Gourmet, se encuentran facilmente.
Bien, no puede ser más sencillo. Se baten un par de huevos por persona y se añade un puñado de flores, con el verde inclúido (tallo, corola...). Una pizca de pimienta recién molida y sal. Se cuaja en sartén como se tenga costumbre, preferiblemente, poco hecha.
El sabor de las flores es muy delicado y la corola tiene un sabor más intenso y algo balsámico. Son buenas también crudas, endomingando ensaladas.Una receta, de lo más escaqueo-primaveral.
Besos
No tengo ni idea de por qué he puesto 07 en la firma.¿ Será porque me he dormido la siesta con una de Bond, James Bond?

3 comentarios:

Margarida dijo...

creo que va siendo hora de que me atreva con las flores como me apetecería probar esta tortilla, ademas esa maravillosa y cara tienda me pilla tan cerca, que es un peligro.

Marisa Beato dijo...

:-D
!Y que lo digas! Cara y maravillosa. Yo procuro ir lo menos posible, pero mi queridín se deja caer por allí de vez en cuando y la lía parda.
Besos

MaryLou dijo...

No creo que seas la reina del escaqueo!!!! yo conozco a uno en mi casa que se confunde con el follaje cuando se habla de hacer algo así!!!!
La tortilla con pensamientos no se me hubiera ocurrido nunca, y te ha quedado divina!!
Hace años los vi en el mercado, y los compré para una cena con amigos, hice una ensalada de esas de con to lo que hay y encima le puse los pensamientos... sólo los comí yo!! a la gente le dió yuyu!!!
Besicos