domingo, diciembre 06, 2009

!Hombreras,nooooooooo! Cocodrilo en salsa de cebolla

!Oh, no! !Han vuelto las hombreras!
¿Pero cómo ha podido suceder? Me juego el pescuezo que todas aquellas que tuvimos que usarlas (mierda de esclavas de la moda), juramos y perjuramos que jamás las volveríamos a usar. ¿Quién quiere volver al martirio de que se mantengan en su sitio?¿Quién?. Ni los tirantes del sujetador daban tregua, todo el día metiendo la mano bajo el jersey, arriba y abajo.
¿Quién, quién ha sido el ca-piiiiiiiiiiii-ón que las ha devuelto al candelero.¿Algún modisto cabreao porqué engordó un kilo? Os juro que pensé que sería algo que no saldría de las pasarelas -miedo atroz-, pero no, ya están en la calle.
Pues no me las pienso poner. Entonces, hace veinticinco años, tan chula yo con mi pelo rojo...Pero ahora... no. Tendría que agrandar las puertas o pasar de lado, qué horror.
Quitémonos el cabreo comiéndo, como no, y cocinándo. Y como este temita es para llorar hoy cocinamos cocodrilo.

El cocodrilo no sabe a pollo, como dicen que saben todas las carnes de las que no sabemos a qué saben, si no a cocodrilo. Es un sabor que ligeramente recuerda al pescado, pero no. La textura de la carne es algo dura y no mejora con la cocción prolongada. Hecha a la plancha, muy poco pasado, tampoco es que mejore gran cosa. Habrá que seguir experimentando.
Del cocodrilo se comercializa la cola y se compra en Mercamadrid congelado, o en tiendas deli.
Cocodrilo en salsa de cebolla
Ingredientes para cuatro raciones:
- 6 rodajas de cola de cocodrilo 800gr), el blanco de un puerro (150gr), 200gr de cebolla, vino blanco seco, 2 bayas de pimienta de Jamaica, 1 cucharadita de mostaza en polvo, 1 chorreón de vermú blanco dulce, 2 cucharadas de pasas, Aceite de oliva virgen extra D.O Siurana, unas bayas de pimienta rosa para decorar.
Poner a remojo las pasas una hora antes en agua.
En una cazuela poner el aceite y dorar bien el bicho.Reservar.
En el mismo recipiente poner el puerro y la cebolla picados, las especias, y dejar que pochen un ratito antes de volver el cocodrilo a la marmita y mojar con los líquidos. Ha de quedar cubierto.
Tapamos la cazuela y dejamos al amor de la lumbre 45 minutos.
Por último pasar la salsa, añadir las pasas y dejar cinco minutitos más,y a echarse a llorar ante la perspectiva de usar de nuevo hombreras.

Besos

3 comentarios:

MªJose-Dit i Fet dijo...

Pero que fuertee jajaja las hombreras y el cocodrilo...a las hombreras les declaramos la guerra directamente y el cocodrilo no se si me atreveria a probarlo...la salsa tiene que estar de muerte...besitos

Marisa dijo...

Tienes razón ambas cosas son de miedo :-D
Besos

cannella dijo...

Para mí también es impensable volver a ellas desde que llevo tacones. ¿te imaginas qué tipín drag queen luciría?
El que las ha vuelto a sacar, que se lo coma un cocodrilo, pero no éste, que está bien rico.
Un beso