domingo, enero 04, 2009

Fin del 2008. Pierna de cordero a las hierbas


Finalmente todo sale bien, improvisando, mejor, más a mi estilo. Tenía preparado ya un menú para nochevieja. Mi queridín me había dicho, en un arranque rancio de esos que le dan, que no tenía previsto hacer nada para la cena, y yo, tenía cierta ilusión en poder preparar más "cositas propias". Pero no, la tarde antes se presentó con un bolsón y soltó un: "esto es para el picoteo" y me dejó con medio menú fuera de juego. Como no había nada hecho aun y realmente no me hacía ningún descalabro, le dejé hacer, y la verdad es que mis familiares no dejaron ni las migajas de todo lo que les pusimos delante. Mi cuñada Vicenta confesó que a su marido e hijo todas las cosas raras que les servimos les encantan,y eso que en casa, no comen de ná. Y yo preocupá.
El caso es que cayeron una fuente de cecina aliñada con rúcula, otra de chorizo de Joselito, otra de mi-cuit con naranja fresca y glasa balsámica, otra de anchoas con piparras, y otras más de langostinos y gambas cocidas y a la plancha.
Aluego endispués se trapiñaron, porque mi menda no probó bocado apenas, una pierna de recental a las hierbas y una fuente de roosbeef con pesto de rúcula.
Para el postre serví un trocito de bizcocho de chocolate y plátano, sobre natillas, coronado de una tartaleta de carajillo (de Carlos Valencia, buenisísimas) y con unos hilos de la ganache de las tartaletas como decoración. Mi suegro chupó el plato, literalmente, sin tonterías, era para verlo.

No hice fotos de ningún plato, odio el flash, y ni me di cuenta, pa que mentir. La receta de la pierna asada ya le he puesto en otros sitios. Aquí, creo que no está. Ahí va.
Pierna de cordero a las hierbas
Ingredientes:
- 1 pierna de recental, dos dientes de ajo grandecitos, una cucharadita de hojitas de tomillo, lo mismo que de romero y orégano. Una hoja de laurel seca, unas ramitas de perejil, el zumo de un limón, una cucharada de mostaza de Dijón, sal gorda, pimienta recién molida, tres cucharadas de AOVE.
Ponemos en el mortero los ajos con dos cucharadas de sal gorda y todas las hierbas. Majar bien. Añadir el resto de ingredientes y mezclar hasta hacer una pasta con la que embadurnaremos bien la pata y la dejaremos una horita en adobo.
Metemos la pata - pero poco aunque sea navidad- en el horno a 200ºC durante una hora y cuarto. A media cocción se le da la vuelta y un poco después se agrega un vasito con agua y brandy.
Una vez terminada de asar, esa hora y cuarto, la dejamos reposar diez minutos antes de cortarla en lonchitas y servir con su propio jugo.
Aconsejo, muy mucho, que preparéis las tartaletas de carajillo. Yo compré unas mini tartaletas de Mercadona y preparé la mitad de la cantidad de la receta. Salen un montón. De-li-cio-sas.

A la fiesta de fin de año que le siguió faltó mucha gente, lo que no impidió que bailoteáramos hasta las tantísmas. Se me pasó en un santiamén, qué pena.


Besos


2 comentarios:

salvia dijo...

Con lo que les has puesto de cena estoy por apuntarme yo el año que viene, total un par mas..... donde comen 10 comen 12 y con cosas tan ricas.......... Me alegro de que saliera todo bien!!!!! Se pasó rápido, todo lo bueno se pasa en un santiamén!!!!! Besazos!!!!! (Espero que hayas sido buena y los Reyes te hayan dejado muchas cositas!!!)

Marisa dijo...

Hecho, el año que viene te espero.
Pues no he debido ser muy buena, pero no me importa, odio este gasto tonto en el que nos meten. Mañana, mi queridín y yo, nos vamos a comer a nuestro restaurante preferido a regalarnos bien por dentro. :-D
Besos