viernes, agosto 22, 2008

Chuleta de ibérico con mole y Stray Cats


El miércoles pasado estuvimos en un concierto de uno de nuestros grupos preferidos de los ochenta. Stray Cats sacudió con su rocabilly muchas de nuestras noches de fiesta. Esta banda nunca visitó Madrid miestras estuvieron en activo así que, tantos años después, que se presentaran en el foro nos tenía bastante emocionados, Angelito estrenó camiseta de calaveras y todo. Como nosotros debían estar fans del país entero porque allí la concurrencia gastaba diversos acentos.
A pesar de que el concierto estaba programado para empezar a las ocho, aquello comenzó bien pasadas las diez y media. Mientras me entretuve contemplado a la concurrencia compuesta por tipos vestidos de arriba abajo con todos los items de Harley Davidson. Se veían muchas camisetas de Chasdaniel sobre tipos más bien tarras. Tupés grandiosos, como en los mejores tiempos, o cuatro pelos sobre lo alto de calvas en ridículo remedo de lo que un día fueron. Las mujeres estábamos todas genial, faltaría más.
Al grito de mi queridín "vamos que nosotros también estamos mayores" el grupo salió al escenario y ya fue un todo bailar y cantar. Más hubíeramos bailado hace veinte años si hubieran venido por aquí, me soltó rencorosillo Angel al verme sudorosa de bailotear. Ya, le contesté y la cervecita que nos hemos tomado me ha dado sueño, con lo bien que antes me hubira servido de acicate para dejarme la cadera toda. Qué razón tenía un amiguete que prefirió no venir a verlos con lo que le gustan. Mira, me dijo, las comparaciones son odiosas. Pues ellos no han engordado nada, añado yo.

La receta de hoy le va que ni pintada a un tema de rock and roll de los de siempre y podríamos incluirla en la cocina Med-mex que me acabo de sacar de la manga.

Chuleta de ibérico al mole
Ingredientes:
-chuletas de cerdo ibérico, mole poblano, tomates pera, sal, pimienta y AOVE.

En una sartén bien caliente y con una pizca de AOVE dorar bien las chuletas salpimentadas. En la misma sartén poner los tomates salpimentados y cortados a la mitad y hacerlos por ambos lado.
Seguimos usando la misma sartencilla para poner tres cuccharadas de mole junto al doble de agua o caldo. Dejamos que se diluya bien y se cocine hasta que forme una salsa espesita con la que naparemos la carne antes de servirla junto a un tomate por ración.
Ya ya está, se pone un temita de Stray Cats y a comeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer.
El mole poblano que alegra esta carne es una salsa mejicana complicadísima de elaboración e ingredientes.
Este es el que he utilizado y que se puede adquirir en grandes superficies o en las tiendas de barrio de productos latinos. No hay dios que abra el bote y si alguien tiene un truco que me lo explique que yo tiré por la calle enmedio y lo abrí rajándolo por arriba con un cuchillo.

Besos









4 comentarios:

Anónimo dijo...

El miércoles le dije a mi marido: creo que en la barra está la autora de uno de los blog de cocina que me gusta. Él me animó a que te saludara pero como soy una vergonzosa (aún a mis años)no me atreví. Ahora me arrepiento.

Cayena

Marisa dijo...

¿Dónde,en el concierto? !Haberme dicho algo!
Ay qué pena,pues como tengamos que esperar a que vuelvan...
Besos

Doña Col dijo...

hola hermosa!
he vuelto de las vacaciones y me he puesto al día de tu blog... ¿he oido que te casas? ¡ánimo! (y enhorabuena) XD

Marisa dijo...

Sí, sí, me caso este año. ¿Recuerdas que iba a ser al año pasado en Salvador de Bahia pero no pudo ser? Pues será este año.