martes, agosto 12, 2008

Negra noche. Ensalada de piparras

Anoche me despertó lo que yo creía era el ruido del gato jugueteando en las ventanas del salón, que dan a la calle. Hacía demasiado ruido así que me levanté y, para mi sorpresa, el minino estaba en el dormitorio y un señor enorme, del que sólo distinguía el brillo lejano de unos en la oscuridad de la calle y unos brazos enormes que intentaban sacar el monitor del ordenador por entre las rejas. No cejó en su empeño al verme así que me fui para él y, reorciéndole los dedos, conseguí que soltara la presa a la vez que mis gritos despertaban a mi queridín.
Angel se levantó en un contundente "hijo de puta" que en contraposición a mis moderados "suelta asqueroso" hicieron que el caco salieran pitando calle arriba. Y es que, tantos años cara al público han domado mis accesos de ira. Qué exabruptos era capaz de proferir cuando teníamos el bar de copas, qué tiempos. De este garito procedía el bate que Angel, antes de salir por la puerta, agarró con la vista puesta en partirle las piernas al peazo de negro que pretendió robarnos. Sólo que él no había visto al ladrón, ni siquiera sabía del color de piel que el caco gastaba. Blandiendo el gordo palo llegó hasta dónde éste estaba al final de la calle, que hace ligera cuesta, y la perspectiva desde abajo de mi queridín ante aquel gigante no podía ser peor. Con un grito de "Angel, no", entré a casa pensando que si semejante tiarrón iba a matar a mi chico le daría más trabajo matándome a mí también. Me calcé y cogí las llaves rápidamente y, cuando salí de nuevo, Angelito ya estaba de vuelta y para mi asombro sin ningún rasguño.
-Me ha dicho ese señor que eran dos tipos y que se han ido corriendo calle abajo, que si quería me acompañaba a agarrarlos, pero como voy descalzo...
Mi carcajada se debió escuchar hasta en Toledo.
- Pero cariño, !si el chorizo era él!- Y mirándole de arriba a abajo- Anda pasa, menos mal, que la sangre sale muy mal de... los calzoncillos.
Mejor acabar así el episodio. Angel no llevaba ropa encima y mi camisón de lunares fucsia, tan divertido en la intimidad de mi hogar, tan rídiculo de puertas para afuera. Negra noche.
¿Y el perro? Metido debajo de la cama sin decir ni pio, ni guau.


Vaya tío más fresco, robar con gente en casa. Pues para fresca, esta ensalada. Ingredientes:
Rúcula, germinados de alfalfa, tomates maduros pero firmes, maíz cocido y piparras en vinagre.
Aliñamos con aceite de oliva D.O Baena, vinagre de Jerez, sal y pimienta recién molida.
Besos

7 comentarios:

cannella dijo...

Ayyy Marisiña no me des sustos...
Me alegro de que por fin volvieran a mandarte el Sale & pepe, porque en los últimos meses tiene cosas que merecen más la pena que la pasada primavera (ayer recibí el de agosto).
¿No encontraste tú tampoco los "Grissini Fagolosi" en el Lidl, con romero y sal gorda? Están de vicio.
Un beso grande.

Marisa dijo...

:-D
No te preocupes, lo pasamos mal, pero nos reímos...

Sí vi los grissini pero no los compré. Miraré si les quedan, gracias por el chivatazo.

Menos mal que alguien deja un comentario, pensaba que estaba sola en el universo, snif.

Besos

cerise dijo...

jo que fuerte..... desde luego no se si yo me hubiera atrevido a retorcerle los dedos, pero tu reacion ha sido determinante...
Debe ser tremendo despertarte asi. No quiero ni pensarlo.

Anónimo dijo...

He intentado hacer una tarta la de melocoton congretamente y no me ha salido del todo mal,aunque supongo que podré mejorarla

Marisa dijo...

La verdad, Cerise, que nos quedamos de piedra con su desfachatez. Mi queridín me decía que por qué no le clavé las tijeras, que las tenía justo al lado, en la mano.
Sí hombre, y que me lo ponga todo perdido, le contesté.
:-D

Anónimo, la tarta de melocotones te tiene que salir bien la siguiente vez que la hagas. Es rica ¿verdad?

salvia dijo...

Madre mía, qué cosas pasan en este Madrid................Menos mal que solo fue un susto!!!! Y chica qué huevos teneis los dos salir a la calle.....yo creo que me hubiera quedado con el perro........ Besotes!!!!

Marisa dijo...

Salvia que somos de Vallecas, eso marca carácter.
;-D