jueves, noviembre 01, 2007

Nos vamos

Querido Luisico, querid@ tod@s!
Hoy dejamos Brasil y la linda casita que nos ha alojado estos días y, ahora que nos vamos, estoy tan hecha al entorno que apenas si recuerdo que el primer día me despertó la luz inusual y el desconocido canto de los pajarillos.
Ahora que nos vamos, nos hemos llegado a entender con los nativos chapurreando medio en gallego, español y brasileño, y eso que, cuando llegamos ,nos pareció casi imposible con ese arrastrar las sílabas y el seseo típico de esta buena gente.
Ahora que nos vamos,por fin, habíamos encontrado una marca de cerveza que no sabe a agua como las demás. La sirven helada, sí, y tienen la costumbre de echar los cascos al suelo para al final contarlos directamente desde el suelo y hacer la cuenta.
Ahora que nos vamos ,por fin habíamos conseguido no levantarnos antes de las cinco de la mañana-tampoco después, qué se le va a hacer- y le habíamos cogido el tranquillo a dormir en el salón en colchonetas de aire y despertarnos cuando el cabrón de Paco se preparaba un café -clin, clin, la cucharilla- y se volvía dormir otro ratito, dejándome con los ojos como platos. Qué criatura.
Ahora que nos vamos por fin Toñín había conseguido poner el agua de la piscina transparente, porque, cuando llegamos, estaba totalmente verde. Ha sido cuestión de orgullo piscinero, me temo, pero lo ha conseguido. Lo que no hemos conseguido es que el agua estuviera fresquita, con este calor, ni echándole hielo. Como lo cuento.
Ahora que nos vamos,con mucho esfuerzo,hemos conseguido no dar dinero a los niños del Pelourinho y decir que no, que es muy difícil, porque sabemos que lo gastan en crack o en pegamento. Lástima,pero cierto. Visto con estos ojitos.
Ahora que nos vamos dominamos el arte de ir en el bus a cualquier parte.Estos buses,desvencijados y bamboleantes que van a toda leche traqueteando por las calles.
Justo antes de nuestra parada, viniendo del centro, hay una curva en el que los muy , muy..., no reducen ni pizca. Inmediatemente después hay que bajarse. Todos los días pensé: dios, que escalabradura me deparará hoy el destino. Una experiencia, por lo demás, sencilla. Si quieres subirte, alza la mano,que paran. Si quieres bajar, chilla o tira de la cuerda. Ya está.
Ahora que nos vamos por fin habíamos dado con el negocio ideal para instalar en el país en el hipotético caso de venirnos a vivir aquí. Sí, lo tenemos bien clarito: una fábrica de productos de celulosa como dios manda. No la fábrica, los productos. Porque en esta bendita tierra pañuelos, servilletas y papel higiénico,de tan malos y pequeños, son ridículos. Deberían agruparse todos bajo el nombre "Deditos Implicados" porque siempre acabas limpiándote con ellos.

Ahora que por fín nos hemos acostumbrado a esta luz tan intensa desde las cinco de la mañana y a este sol siempre encima de nuestras cabezas que ha tornado negros nuestros hombros, narices y pies. Ahora, que por fin lo tenemos todo controlado, ahora, nos vamos. Lástima.
Besos

Nota: Tengo aun pendiente una receta de las que he preparado aquí y más material gastronómico que iré publicando cuando vuelva a la rutina.
Gracias a tod@s por leernos.

6 comentarios:

manuel allue dijo...

Marisa, he disfrutado como un enano con tus crónicas brasileñas, también me he quemado un poco los hombros, casi he paladeado esa cervecita helada y he procurado bambolearme en esta silla tan bonita pero tan incómoda como si estuviera en vuestro autobús.

Gracias por tus envíos y feliz vuelta.

Doña Col dijo...

Todo lo bueno tiene un fin, y si no lo tuviese, no seria tan bueno... créeme... estoy pendiente de un viaje a madrid, aun no sé cuando sacaré un ratillo, asín que vete preparando...

Marisa dijo...

Manuel mis crónicas han estado muy recortadas, porque es imposible contarlo todo, aunque me hubiera gustado, y porque tenía mucho que mirar y es imposible pasarlo todo aquí.
Doña col, si no me llamas ésta vez...no sé, pero algo haré chungo, chungo, que... que me llames , coño.

Pilar dijo...

Es una pena que se acabe vuestro viaje, he disfruta de él tanto como vosotros....Que exagerada que soy !! parezco andaluza en lugar de gallega, je,je.

Doña Col dijo...

jajaja
me vas a poner dos velas negras???

Elbereth dijo...

Señor....ha sido fascinante...y yo me lo había perdido...