miércoles, octubre 31, 2007

!Qué Paquinho!. Pollo y pasta a la piña colada

QQuerido Luisiño, querid@s tod@s:
Ayer Paco nos proporcionó uno de los momentos más hilarantes de todas las vacaciones, y han sido muchos.Resulta que volvíamos de hacer unas compras y darnos un baño en Itapuã y al llegar a casa, no íbamos todos, carecíamos de llave para entrar. Enseguida se nos ocurrió dar la vuelta a la casa e intentar entrar por la ventana de la cocina (desde que llegó Maribel la casa se cierra cuando nos vamos) como en otras ocasiones. Pero estaba cerrada. Justo al lado está la ventana de el baño de la planta baja y fue Paco verla y empezar a decir que él podía entrar por ella y nosotros que no Paco, que no puedes, y él que sí. Quitadme los botes del alfeízar que entro. Y nosotros que no Paco. Que sí, hombre que yo por ahí entro.Y nosotros ,que no paco. Joder , que os digo que soy capaz. Y vuelta a responderler-ya casi gritando porque tenía un pie en la pared-que no, Paco.
En este que se le oye gritar a Angelito que estaba dentro:
-Para qué coño quieres entrar , Paco, para verme el culo?
Porque este servicio tiene la entrada por el jardín, no dentro de la casa. Teníamos que haberle dejado subirse, arañarse todo, y que después del esfuerzo se diera cuenta de que estaba en el mismo sitio: en la calle.Me parto toa.
Por si tenéis curiosidad, finalmente Angel trepó a la galería del primer piso ayudado por los demás y conseguimos entrar en la casa.
Y dos recetas muy divertidas. Una es un hummus preparado con limón verde que le da un toque muy especial y decorado por mi queridín como si se tratara de una playita. Qué monada, eh?
Y la otra un plato de pasta delicioso, Delocay brasileiro.
Pollo y pasta piña colada

Ingredientes:
Un pollo cortado en ocho, dos rodajas gruesas de piña fresca, 200ml de leche de coco, 3 dientes de ajo, 1 cebolla, 1 vasito de ron añejo, aceite y sal.
Pasta cocida al dente.
Dorar bien el pollo junto con los ajos enteros y con camisa.
Añadir la cebolla picada, dejar dorar una pizca.
Añadir el ron, dejar que evapore el alcohol y poner la piña y el coco. Cocinar hasta que esté todo bien tierno y en la misma cazuela poner la pasta cocida al dente, dar un par de vueltas y servir.

Mañana a la noche volamos de vuelta a Madrid. Mãñana pasaré por aquí a escribir el último post brasileiro.
Besos