jueves, agosto 02, 2007

Pollo asado con hierbas

No vuelvo a ir de finde con esta gentuza a La Alcarria. Qué aburrimiento, todo el rato riéndose, comiendo y bebiendo y pasándoselo pipa. Si de tanto reírnos tuvimos hasta agujetas.Paso. Bueno, a lo mejor el finde que viene, ya veremos.

Con la niña preparé un pollo asado a la Cocina Deportiva y para ello nos dimos un garbeíto para buscar hierbas aromáticas de fuera y dentro de las alambradas. Espero que de ésta, ya me ha acompañado otras veces, aprenda a distinguir el romero de el tomillo y de el espliego, que cada vez me parezco más al Padre Mundina.
Así, caminando y charlando, recolectamos las tres hierbas que he nombrado más semillas de hinojo, perejil y cebollino. Todo junto lo majé en compañía de sal, pimenton de la Vera y pimienta de cuatro bayas hasta que se formó una masa que regué con una cucharada de soja oscura.
Esta pasta , crema boncreadora para aves, se la extendí al pollo (cuartos traseros) por la parte que no tiene piel y lo dejé media horita engañao ,el pobre bicho, pensando en veranear en la playa. Pero no, después de calentarle bien fuerte su Torrevieja particular, lo asé, primero por el lado embadurnado, y luego vuelta hasta que la piel estuvo doradita y crujiente .
Antes de servirlo desglasé la fuente con simple agua, que no diga el pollo que dejo que le dé una insolación, he hice la salsita.
Qué animalito más rico.
Y luego a la piscina que, con el frío que hizo ese finde, nos poníamos todos alrededor de la piscina, mirando hacia el agua y entre nosotros de medio lao, y por más que gritábamos "a ver quién rompe el hielo" nos costó lo nuestro meternos en remojo.
O ponen calentador, o no vuelvo. Bueno, a lo mejor, el finde que viene, ya veré.

Besos

3 comentarios:

Doña Col dijo...

jajaja...
a mi me asa lo mismo con la piscina de casa: en lo que va de verano aun no la he probado porque cuando podía hacia frio y cuando no podía, es cuando hacía calor... ainsssss

cannella dijo...

Me muero por la piel de este pollo asado..vete tranquila este finde, que dicen que nos vamos a asar, igual que el animalito éste...

Marisa dijo...

Doña Col, me encanta el agua, me vuelve loca, pero desde que nado en piscina cubierta me he acostumbrado al agua caliente y es una puñeta. Con lo que me bañaba yo en antes sin mirar la temperatura del agua .

Canny,este finde no puedo, tengo curro y barbacoa familiar en casa,pero el próximo seguro.