martes, agosto 28, 2007

Los vecinos y el verano. Chicharro a la espalda.


Los vecinos en verano cobran presencia, si no física, seguro que sonora, dentro de tu casa.
En mi patio vecinal este año parece que se esté librando una guerra musical. Guerra ésta que , aunque debería ser la mejor de las guerras, es un coñazo, para qué engañarnos.
Tenemos unos vecinos que ya a las ocho y media de la mañana tienen puesto a la Dúrcal a toda mecha. Además ambos son de cantar, y lo mal que lo hacen, oyes.
Para no ser menos mi queridín contraataca con el Muchachito, en estruendo puro, en cuanto se levanta, a eso del mediodía. Tampoco es cuestión de madrugar, dice la criaturita.
A la tarde le devuelven el zambombazo con Fito y los Fitipaldis, día sí, día también. Hasta el Pito estoy ya de los Tifipaldis.
Pero hoy ya ha sido mucho, mientras tendía la ropa, de repente, la temperatura ha bajado unos grados... !y me he tragado un CD de villancicos!
Creo que ha sido la del tercero, la sorda, y seguro que tenía el sonotone sin pilas, la jodía.
El verano puede ser un infierno, ya veís, menos mal que nos queda el pescado azul para alegrarnos el estío.
Chicharro a la espalda


- 1 chicharro por barba
- 1 diente de ajo
- 1 guindilla seca
- Una ramitas de perejil y de albahaca
- Un chorrito de vinagre de jerez
- AOVE
- Sal y pimienta negra
Hacer un majado con todos los ingredientes y untarlo en los pescados que deberán estar abiertos a la mitad y puestos de espaldas en una bandeja de horno.
Introducir la bandeja en horno precalentado fuerte y cocinar unos diez minutos, si no menos, antes se servirlos y disfrutar del sabor del verano, incluídos los dedos.

Besos



3 comentarios:

Marona dijo...

Si oyeras nuestra guerra de música árabe vs flamenquillo que tenemos liada aquí de vez en cuando... es que estos extranjeros que rompen la paz de los Alpes... :D :D
Por cierto, el chicharrillo ese tiene una pinta tremenda!

Doña Col dijo...

juas, juas, juas ¿villancicos?

Marisa dijo...

Pues no te digo que es sorda.