lunes, septiembre 25, 2006

Paleta de ciudad con bizcocho de manzana


Mi vida transcurre entre pocas calles, el horario comercial es lo que tiene, que no te deja mucho tiempo; además, si a eso le sumas que no tengo coche y que todo lo que necesito lo encuentro entre esas pocas calles, andando, pues verás que soy una paleta de ciudad, vivo como en un pequeño pueblo, pero en pleno Madrid.
¿Y a qué viene todo esto? Pues porque el sábado fui al Hipercor, que está relativamente cerca de casa pero que no suelo ir mucho porque las grandes superficies no me gustan nada, y paseé por sus plantas y pasillos con los ojos como platos, como una niña en una juguetería, como si me hubieran llevado al Parque de Atracciones. La falta de costumbre es lo que tiene.
Iba sola y nada más entrar esas estanterías llenas de afeites, con lo que me gustan. Se me iban los ojos detrás de cada brillo de labios, de cada probador de colonia, de los coloridos tarros de pontingues varios, de todo.
Mi misión allí era comprar en el súper pasta brisa para hacer una tarta de cebolla, manzanas para un pastel y cuatro tonterías más, además de lo que se me antojara, ji, ji, y allí estaba yo con dinerito en el bolsillo y toda la tarde por delante.

Repasé el expositor de frutas exóticas sin comprar ninguna, que están carísimas y las puedo comprar también en el mercado de al lado de casa mejores y más baratas, pero aun así las miré y, mira por donde, había tallo de limoncillo y lo eché al carro.
Aproveché también para comprar chocolate negro de Lindt de 70% y de Madagascar, y luego, por probar, uno blanco de Trapa con ruibarbo y aloe vera. ¿Cómo sabrá esto? Porque el primero es ácido y el segundo amargo, ni idea de cómo sabrá, aun no me he atrevido a probarlo.

Ya digo que las grandes superficies no me gustan y tengo el privilegio de poder comprar en el mercado tradicional ya que mi horario me lo permite, así que las evito. Pero este súper del Hipercor me puede por la cantidad de variedad de productos que ofrece y que tanto me seducen.
Por ejemplo en lácteos se sale. El sábado traje yogur de leche de oveja y de leche de cabra, ambos están riquísimos. Tengo pendiente trabajar con ellos pasteles o bizcochos. Postres de chocolate, como profiteroles... un montón de cosas ricas, qué os voy a contar.

Después en casa hice la tarta de cebolla encargo de Angel porque la había tomado una noche que salió con los compañeros de cena y a todos les gusto mucho. Haznos una, y yo voy y se la hago con la receta clásica de cebolla, bacon, nata líquida y huevos.

Luego preparé un bizcocho de manzana con la siguiente receta:

Bizcocho de manzana

Ingredientes:
- 250gr de harina tamizada
- 250gr de mantequilla
- 250gr de azúcar
- seis huevos
- la ralladura de un limón
- 1 sobre de levadura
- azúcar glass
- Una pizca de canela en polvo
- 2 manzanas golden

Poner en el vaso de la Thermomix los huevos con el azúcar a 37° y batir largamente (o al baño María). Añadir la mantequilla reblandecida y seguir batiendo. Añadir la harina, la levadura, la ralladura, la canela y los huevos , uno a uno. Batir cinco minutos más todo junto.
Preparar un molde para horno y verter la mitad de la masa. Colocar una capa de manzanas en gajos, tapar con el resto de la masa y en la superficie colocar el resto de manzanas.
Introducir en el horno precalentado a 180° durante 50 min.
Una vez frío, espolvorear con el azúcar glass.

Gracias Mami de Mesacamilla

Besos

5 comentarios:

Garbancita ® dijo...

¿Tarta de cebolla?
Cuenta, cuenta!

Aunque suene a roja trasnochada, yo hago boicot a el Corte Inglés. No se trata de ninguna iniciativa colectiva, es algo totalmente particular que nace de una situación muy concreta que me perjudicó laboralmente. Recorosa que es una!

Feliz día ;)

Doña Col dijo...

Una de mis distracciones favoritas un sabado por la tarde sin plan es ir a cualquier Hipercor a darme una vuelta y picar algo. El Rincon del Gurmet es ya el delirio colectivo (de mi novio y mio).
La verdad es que en Zaragoza tampoco tenemos muchos sitios dónde en tan "poco" espacio se reunan los últimos productos o los más raros del mercado.
La bodega también es una pasada... creo que tienen mi ADN en alguna de las vitrinas porque acostumbro a babear encima...
Por cierto la tarta de cebolla ¿era tipo kiche?

Marisa dijo...

Lo mío por las grandes superficies es que apoyo al pequeño comerciante, tan desplazado por éstas y prefiero el trato directo con el vendedor.
Peeeeeeeeeeeeeeeeero, a veces me dejo caer por las mismas razones que Doña Col, porque me pierde el Club del gourmet y el súper con tantas cosas raritas, y además es lo más cercano a mi casa de estas características. Si yo viviera en el centro donde hay tantos delicatessen, otro gallo me cantara.

La tarta de cebolla es la típica quiche de pasta brisa, cebolla, huevos, nata líquida y bacon.
Si os peta la vuelvo a hacer y la publico.
Ayer fue cuando se la comieron en el curro de Angel y me hicieron la ola cuando fuei a echar la cañita vespertina. Pos vale. Shssssssssss, la hice toltamente a ojímetro y tenía miedo de que estuviera incomible :-D

hebe dijo...

esta receta la hare !!!! tenia habre, o tengo , pero tengo aun mas ahora,,, me la apunto , ya veremols si me sale la mitad de rica y bonita q la tuya, con eso me conformo ,, besoss

cerise dijo...

Tambien tiene muy buena pinta, es bastante parecida a la mia pero con mas huevos ;))) eyyy en el buen sentido einnnnnnnnnnnnn