lunes, julio 17, 2006

Crestas de galllo



Que noooooo, que no he abandonado la gastronomía y prueba de ello es este chivatazo que os traigo. Se trata de una deliciosa conserva: crestas de gallo confitadas en grasa de pato, de la marca Cascajares.
Son tiernísimas y sabrosas, sencillamente templadas con algo AOVE y mostaza de Dijon ya quedan de vicio.
Aconsejo vistar la web de Cascajares (industria gastronómica palentina) y darse una vuelta por sus productos y recetas a base de ellos.

Uno de sus productos estrella son sus famosos capones que incluso formaron parte del menú consumido en la boda de los príncipes de Asturias ( joé, cómo se me ve el plumero, "príncipes" con minúsculas y "Asturias" en mayúsculas) donde se preparó asado al tomillo, con manzana, frutos secos y migas dulces.

Rico y aconsejable chivatazo

Besos

6 comentarios:

cannella dijo...

A mí las fiestas del barrio (vaya reportaje, ¡ni en el Vogue!) me han gustado más que las crestas de los pobres gallos, pero me apunto el sitio, nunca se sabe. Feliz comienzo de semana

Marisa dijo...

Pos mija, son bien ricas.
Yo, soy como los osos: como de tó.
;-)

Carmen dijo...

Eso dicen, que son muy ricas, pero nunca me he atrevido a probarlas...

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Nice idea with this site its better than most of the rubbish I come across.
»