jueves, junio 15, 2006


Esta plaza tan castellana es la del pueblo más cercano a la finca de La Alcarria de mi amigo Toñín y de Javi, los que generosamente me asilan los fines de semana, vacaciones y demás.
Se llama Renera, tiene trentaitantos vecinos empadronados, ninguna tienda y tres bares, eso que no falte. El pan viene los fines de semana en la furgoneta del panadero y en el mes de agosto se pasa un señor con un camión congelador muy curioso, con su escaparatito y todo, que vende de todo un poco. Y no hay más que rascar, ni falta que hace.
En lo alto del monte, que es donde nosotros vivimos, hay muchos gatos negros sin dueño. Una de nuestras perritas se hizo con cachorrito y lo amamantó. Y aquí le tenéis. Aunque se llama Ali, yo le llamo "sombra" porque es pardo,silencioso y esquivo. El pobre está llenito de cicatrices y peladuras de la dura vida de un gato en el monte. Poco antes de hacerle esta foto se acaba de revolcar por la hierba seca que Javi estaba desbrozando, justo después de haberle peinado para limpiarle un poco. A rebelde y montaraz no le gana nadie.
Esta es Nube.
Apareció dentro de las vallas de la finca no sabemos cómo y aquí se ha quedado. Javi se ha metido a peluquero canino y esta es una de sus obras. Le ha dejado unas patas a la pobre que parece que lleva zapatillas de andar por casa, y esos pelos en la cabeza... !Sólo le falta la bata!
Está preñada del perro grande. Con paciencia y con saliva se la metió el elefante a la hormiga, pues eso.
¿Alguien quiere un perrito? La perra es preciosa, si dejamos de lado la vena artística peluqueril de Javi, claro.

3 comentarios:

Puchi dijo...

Te prefiero escritora a cocinera. Quizá porque leer, leo.Pero guisar...Hoy me ha gustado muchísimo el post

Garbancita ® dijo...

Estoy con mono de perro, desde que hace dos años muriera Laika, una pastor alemán inteligentísima.

Después de catorce años con ella, nos dejó un hueco enorme a toda la familia. Sus cenizas descansan en el jardín de mis padres... (si, en mi casa somos un poco exagerados y la incineramos). Y ahora sólo tenemos gatos, pero no es lo mismo.

Marisa la perrita es preciosa, lástima que no sea el momento, sino te cogia uno de los cachorros.

Muxus

Marisa dijo...

!Ay, Puchi, pues no me has visto bailando!
:-D
Gracias, me quedan muchos animales en casa por presentar.

Nunca imaginamos que se apañarían para...enamorarse, si no hubiéramos puesto medios y además la perra es tan joven y por lo visto, romántica.
Ya encontraremos casita para ellos, gracias garbancita.