viernes, enero 11, 2013

Adios petarda Navidad. Buey de mar con salsa dulce de guindillas.

 Por fin acabaron las navidades, y no porque se hayan apagado las luces o comenzado las rebajas, si no porque lo ha decido hoy Chigüi, el perro de casa, que por fin transita por las calles todas sin miedo a los petardos.
Si, no hay nada mejor que unas navidades para especializar a un perro en el binomio "tracas y calles transitables". El mío tiene sus propios trayectos dependiendo del tramo del barrio y hora de la calle en que un petardazo lo dejó temblando. De este modo cataloga el parque en transitable toda la mañana, pero al caer la tarde sólo la parte de arriba. A la plaza no se va bajo ningún concepto y eso incluye la avenida principal con sus comercios, ná, por ahí, ni loco.
, mejor me espera en la esquina que considere más segura y no se mueve de allí aunque yo tarde. Por último: jamás, pero jamás, se sale de casa cuando cae la noche, aunque haya que pasar más de doce horas en casa sin "hacerse nada" con la preocupación de sus amitos por si se pone malo. Por eso es que hoy, sí hoy, se acabó la navidad, porque el perro camina por donde le da gana otra vez y Chigüi os desea a tod@s:  !!! Muchas Felicidades!! aaaah y Feliz Año, guauuuuuuuuu.

En la noche de fin de año cociné para los amigotes y quiero dejar constancia de una receta de chuparse los dedos, en este caso literalmente.
Los dos ingredientes principales los compré en el supermercado chino del Puente de Vallecas (detrás del bulevar, no sé el nombre de la calle). !Los cangrejos vivos a seis euros el kilo en plenas navidades! 
Buey de mar con salsa dulce de guindillas 
Ingredientes:

- 2 bueyes de mar cocidos de un 1kg cada uno, maomeno (en agua salada con hoja de laurel, 12 minutos) . 3 dientes de ajo picados finos, el zumo de tres limas, un puñado de cilantro fresco picado, una cucharada colmada de salsa dulce de guindillas, AOVE, aceite y semillas de sésamo.
Abrimos los cangrejos y troceamos el cuerpo con las patas.
En un wok o sartén con fondo ponemos una cucharada de aceite de oliva y dos de sésamo y ponemos el ajo. Antes de que se dore agregamos la salsa y el bicho, salteamos bien.
Añadimos el resto de ingredientes y damos unas vueltas enérgicas ( las cabezas también) antes de servir.
Nunca fotografío los platos de noche, odio el flash, y no estaba por la labor de que los comensales esperaran a que lo llevara al estudio, lo trajera ya frío... Preparadlos, chupaos los dedos y, si peta, le hacéis fotos :-D

3 comentarios:

Mi toque en la cocina dijo...

La verdad es que nunca he hecho buey de mar en casa así que me animo con esta receta.
Un besito desde Las Palmas y feliz fin de semana.

Anónimo dijo...

Uf, Marisa, palabra de que esta preparación intentaré que caiga en breve. Me ha parecido excelente y sencilla. Aunque no se de donde sacaré los bichos vivos a seis euros kilos. Besos de Jorte

yolanda mejia mejia dijo...

se ve rico pero soy alérgica algunos ingredientes que yeba