miércoles, abril 11, 2012

Nudismo en mi nevera. Pollo asado a los cítricos.

Como os decía hace unos días, hay modas a las que no me resisto, cada una por su razón. A la de tomar gintonic me apunté hace un año, con vehemencia, confieso,  y me arrepiento menos que de zampar torrijas a dos carrillos y es que me maravilla meter la nariz dentro del vaso y recoger todos esos aromas que desprende, porque hay que ver lo que inventan lo payos para elaborar el transparente trago. Que si bayas de "nosequé", que si hierba de "nosecúantos", que si trocitos de fruta...te ponen la copa que parece un Miró y huele tan bien que me tienen que atar las manos para que no me lo eche por encima en plan perfume barato.
En casa los preparamos sencillos, aromatizados con piel de cítricos a los que arrancamos su ropa con el pela-patatas y, de este modo, mi nevera está poblada de naranjas, limas y limones desnudos que tiritan apelotonados en el cajón de las verduras. Para que entren en calor y recuperen la dignidad perdida, los uso en esta rica receta.
Pollo asado a los cítricos
Ingredientes:
1 pollo preparado para asar, 1manojo de ajos tiernos, 1 zanahoria, 2 tomates maduros, 1 lima, 1 limón, 1 naranja, 1 vasito de cachaça, una ramas de perejil y cilantro, 1 pizca de canela en polvo, sal, pimienta y AOVE.
Preparamos una cama al bichejo con la zanahoria, la cebolla y el tomate en ruedas. Salpimentamos antes de ponerlo encima y regamos con un par de cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra.
Dentro del pollo metemos las hierbas, y las mondas de los cítricos, salpimentamos bien, lo acostamos y lo metemos a horno precalentado a 190º.
A media cocción lo regamos con el zumo de las frutas y el licor.
Cuando esté lo morenito que nos guste, pasamos la salsa por la batidora y servimos salseado.
Lo que sí que es la monda es este blog  -The gin blog - dedicado en exclusiva a los Gin Tonics, "asín", con mayúsculas y cuidadito con esta bebida que, después de un par de ellos, podemos acabar bailando como los cítricos que habitan en mi nevera...y aun hace frío en la meseta.
Besos