viernes, enero 06, 2012

Yaaaaaa, los sé. Capuccinos de carne y patata.

 Yaaaaaa, lo sé, parecía que iba enterrar la cabeza en el suelo cual avestruz durante estas navidades, pero no, ni me llega el cuello, lástima tampoco me lucen bien las perlas, ni quiero arruinar mis bellas uñas cavando. Así que....celebré la nochebuena en casa con mi familia, les acosé con mis comistrajos, e incluso cené en nochevieja, aunque con familia de prestado, y estuve en una fiesta donde me lo bailé todito. Y hoy, día de reyes magos, iré a casa de mi hermana querida a celebrar su cumple y a ver si a mi madre se le olvidado a quién tenía que hacer el amigo invisible, como todos los años, y si seré yo otra vez la que se queda sin regalo. De partirse toa, lo sé.
Mi mesa de nochebuena lució en rosa, pero bien rosa, y el plato estrella, por aclamación popular, fueron estas cazuelitas sencillas, facilonas y baratas. Bendita familia mía.
La receta la saqué Wholekitchen y le dí un par de toques a lo Marisiña*.
Necesitamos unos pequeños recipientes, uno por comensal, para emplatar esta joyitas que igual gustan a mayores que pequeños, una manga pastelera con boquilla rizada y también:
- 200gr de carne picada de ternera ( o la que guste más), 2 cucharadas de piñones, 2 cucharadas de arándanos secos cortados a la mitad, 1 chorrito de brandy, 1/2 cebolla, sal, pimienta recién molida, AOVE y pimienta roja  y sésamo para decorar.
También necesitaremos un puré de patata que podemos hacer de sobre o en casa simplemente cociendo patata con sal y pasándola con algo de caldo casero y bien de AOVE.

Picamos muy finita la cebolla y, sobre un par de cucharadas de nuestro AOVE preferido, yo usé un Siurana, dejar que se dore a fuego lentísimo. A mitad de la cocción añadir los arándanos.
Aparte, tostar los piñones para que saquen todos sus aromas y reservarlos. usar una sartén sin nada de grasa.
Una vez dorada y bien pochada la cebolla, añadir la carne picada y hacerla bien. Añadir el brandy y dejar que evapore. Agregar los piñones, la pimienta y probar de sal.
Rellenar casi hasta el borde los recipiente con la mezcla que hemos hecho. Cargar la manga con el puré de patata y llenar bien altos de rizos el copete de nuestras cazuelitas. Decorar con las bayas de pimienta y el sésamo.
Se pueden hacer con tiempo y luego darle un calentón de horno o micro.
Hay que tener en cuenta el sabor de las pimientas, algo metálico, por si hay que decir a alguien que las aparte antes de comer. Las caritas que ponen pueden ser de espanto.
Muchos, muchos besos.


*Gracias a l@s autores de esta publicación por su estusiasmo y dedicación, lo bordan. La receta la saqué del  último número de la revista.

7 comentarios:

BYRON dijo...

Se mira q te quedo delis marisa, pero yo sigo extrañando tus espárragos !!!

Saludos desde Guate.

Carmela (Sunflower) dijo...

Qué monada de foto, la receta estupenda.Besos guapa.

Marisa Beato dijo...

!LOs espárragos! ¿Y el jamoncito de pata negra, qué?
:-D

Marisa Beato dijo...

Gracias Carmela, besos

MaryLou dijo...

Como siempre una receta estupenda!!!
Buen año, guapa!!!!!

Marisa Beato dijo...

Igualmente MaryLou

Dulcekoala dijo...

jo que rico!! y esa foto de la ollita es una monada de presentacion