miércoles, diciembre 29, 2010

Con la cabeza metida entre los libros. Hojaldres de carne navideños y bolitas de pollo orientales.

Me juego el dedo gordo (el del pie derecho que ahora no llego a chupármelo y no me sirve pa ná) a que a tod@s nos pasa algo parecido estas fechas: nos liamos a ver blogs, revistas, libros y cualquier publicación donde poder encontrar la receta ideal para las cenas y comidas de estas fechas para, al final, terminar haciendo algo que se parece a ésto o aquello pero nada a pies juntillas lo que hemos leído. Yo acabo con la cabeza llena pájaros y una idea, que finalmente adapto a mi gusto y al de los míos, después de llevar y dejar libros por toda la casa, sobretodo, al baño, que es mi sitio preferido para leer de gastronomía. Tal lo cuento.
Mi contribución a la cena de nochebuena en casa de mi hermana fueron dos entrantes para picar y un postre que ni siquiera hice porque me olvidé en casa la mitad de los ingredientes y después de cenar nadie podía, ni debía, conducir el coche y traer el heladito olvidado en el conge. Hala, así dura menos este año el horrible turrón de la cesta del curro.
El primero de los entrantes son estos hojaldres medio moros, medio cristianos y con sabores muy típicos por estas fechas, carne, frutos secos...
Hojaldres de carne navideños

Ingredientes:
- 1 lámina de hojaldre estirado, 200gr de carne de vacuno picada, 1 cucharada de piñones, 3 cucharadas de mermelada de tomate casera o miel, 1 cucharada de vinagre de Jerez, 10 ciruelas pasas sin hueso, 1 cebolla roja hermosa, 1 chorreón de vino tinto, 1 cucharadita de Ras el Hanout.
En una sartén con unas cucharadas de AOVE pochar y dorar bien la cebolla. Reservar y enla misma sartén dorar bien la carne.
Añadir las ciruelas picadas, los piñones y la carne dar un par de vueltas antes de añadir el vino y dejarlo reducir. Por último agregar la mermelada, las especias y el vinagre. Dejar enfriar.
Con un cortapastas redondo, del tamaño que os guste mas pero no muy grandes, haced redondeles que rellenaremos con una cucharadita de la carne guisada. Cerraremos como si fuera una bolsita, pintaremos con huevo batido y espolvorearemos con sésamo y hornearemos a horno fuerte hasta que se doren a nuestro gusto.
Los segundos entrantes son de corte oriental, muy especiados y picantes.
Bolitas de pollo orientales
Ingredientes:
- 400gr de picada de pollo, 1 trozo de genjibre, 1 cucharadita de Nuoc Nam (salsa de pescado vietnamita que se compra en colmaos chinos), 2 cebolletas chinas o cebolletas de invierno o de verdeo, 1 cucharada de salsa de soja oscura, 2 cucharadas de aceite de sésamo, 1 huevo grande, salsa de guindillas dulces ( en colmao chino). Yo utilicé una mermelada picante de guindillas comprada en Brasil.
Picar muy finas las cebolletas y añadir a la carne picada junto con todos los ingredientes menos la mermelada o salsa de guindillas.
Rallar fino el genjibre -cantidad según gustos- y sin añadirlo a la carne, exprimirlo encima. Saldrá mucho jugo.
Formar unas bolas pegajosas que iremos depositando en una fuente de horno con lámina de silicona y hornear a fuego fuerte hasta que estén bien doradas. Al sacarlas del horno se les pone una pizca de la mermelada por encima y unos brotes de hinojo y cebolla, si se tienen, para adornar.
Se pueden servir con salsa de soja, con teriyaki, con Hoisin o solas.
Muchos besos y mis mejores deseos para el próximo año.


2 comentarios:

Akane dijo...

Conservarás ese dedo, porque al menos yo me he sentido muy identificada con lo que cuentas!

Me gustan mucho las dos recetas, aunque me quedo con la segunda :D

Un abrazo y Feliz Año 2011!

MaryLou dijo...

Me pasa lo mismo!!! Hay que ver lo que nos parecemos los cocinillas!!!!
Muy buenos los entrantes, ya los tengo en pendientes!
Qué tengas un buen año, sobre todo, y ya que no nos ha tocado la lotería, que tengaaamos salud!!!!
Una fuerte abrazo!!