sábado, agosto 19, 2006

Bizcocho de Anita

Hoy me he levantado cabizbaja, triste y enfunfurruñada, igual que me acosté ayer.

Al ir a vestirme me ha parecido ver a a la perrita tumbada en su cesto ,en las sombras del dormitorio, y no me la quito de la cabeza. Necesito entretenerme y distraer la mente así que me voy al estudio y leo algunos blogs. No aguanto mucho rato y hace días que no visito a Suso, mira que es raro.

Como las penas con hidratos de carbono son menos hoy estoy decidida a hacer un bizcocho en su honor. Tengo algunas ideas y las voy a hacer realidad, precisamente hoy.

Pongo a Ojos de Brujo y para espantar mis penas doy palmas y canto.
Peso 100gr de mantequilla, 180gr de azúcar blanquilla, 220gr de harina, la ralladura de un limón, una cucharada de jenjibre en polvo y 185gr de leche de coco.

Bailo y zapateo con rabia. Mira tu por donde me van ha servir de algo las clases de flamenco ,Angelito.


"Ay, ay, y dale con el ay, ay"

Mezclo lo pesado con dos yemas y un huevo entero en la thermomix hasta que todo esta mezclado y liso, sin grumos.

Cambio ahora a Los Delincuentes:
"No te pongas triste, ni tampoco me resshiste.Te aconsejo yo
Que tires palante siempre alegre y elegante , scussha esta canción"

Pero aunque lo intento, canto y bailo con el ceño fruncido mientras añado a la mezcla un sobre de levadura química y una cucharadita de bicarbonato, además de una cucharada de jengibre molido.
Vuelvo a mezclar unos minutos.

Miro por la casa y en todos sus rincones preferidos la veo allí tumbadita, durmiendo. Espero verla por mucho tiempo.

Tengo preprarado ya el molde y calentado el horno a 180°, dentro va el pastel.
40 minutos después tiene un bonito y dorado aspecto. Me doy cuenta de que me he dado un palizón a patear que casi me falta el resuello. Pero me encuentro mucho mejor, igual de triste, pero más relajada.

Mientras el bizcocho se enfría sobre una rejilla preparo el glaseado calentando al baño María 20gr de mantequilla, dos cucharadas de leche, una cucharadita de jengibre en polvo,40 gr de azúcar en polvo, dos cucharadas de zumo de limón y la ralladura de medio.Bien mezclado todo lo vierto por encima del pastel.
Probamos la tarta y Angel yo y estamos de acuerdo ... es tan buena como nuestra perrita, desde hoy este bizcocho llevará su nombre: Anita
Besos para tod@s y en especial para ti.

Actualización:
he corregido el tiempo de horno.

8 comentarios:

Apicius dijo...

Comprendo tu pena al perder a tu mascota.
Yo no tengo ninguna, pero todavía recuerdo la desaparición de mi Torcuato (gato) y de esto hace más de 50 años.
Animo y recuérdala por los buenos ratos que habréis pasado.
Saludos

Tu blog lo visito todos los días y me parece muy interesante.

Marisa dijo...

Gracias eres un cielo. Ya sé de lo mucho que te gustan los gatos.
¿Oye? Qué guapo estás en esa foto... ;-)

cannella dijo...

Ánimo. Es cierto que no se van nunca.

Apicius dijo...

Cuando uno posa para una artista y aunque el modelo no esté a la altura, los resultados no pueden ser malos.

Marisa dijo...

!Artista dice! !Qué salao!
Yo lo único que tengo es mucho oficio, el arte... me queda grande hasta la palabra.
Besos

Boca Dorada dijo...

Lo siento mucho guapa.

Mucho ánimo.

Lurka dijo...

Lo siento mucho guapísima. Ánimo, ya es una perdida insustituible, pero haz lo que dicen los Delincuentes.
Besos.

Maica dijo...

Siento lo de tu perrita, ánimo.

¡Me encantó la primera foto del bizcocho!

;)