jueves, mayo 04, 2006

Ya estamos de vuelta de La Rioja del último encuentro, hasta ahora, de es.charla.gastronomía, ese encantador grupo de las news del que soy miembro con gran orgullo .Hemos pasado unos dias maravillosos rodeados de amigotes y del precioso paisaje riojano.
Para empezar habíamos quedado en Ezcaray ya que cenábamos en Echaurren.

Los días anteriores en Madrid la temperatura fue alta, 28°C, y mi maleta iba en consonancia: apenas un jersecito y el resto ropa veraniega. Cuando llegué a este lindo pueblo -de verdad, es precioso- estaba helada como un carámbano. Visitamos una pequeña fábrica artesanal de mantas de lana y tuve que comprarme un chal para poder pasar la velada sin morir granizada. La prenda es preciosa ,no me arrepiento. Todo lo que vendían en esta fábrica lo es y eso que casi no nos dejaron ver nada porque estaban cerrando a las siente de la tarde.
Después de unas cañitas nos dirigimos al restaurante donde nos aguardaba la sorpresa de esta sandía tallada por Judit con el logotipo del grupo y una hermosa flor. Levantó la admiración de todos. Qué bien lo hace la jodía.

La cena me gustó bastante. Las croquetas ,mejores que las mías que no me salen nunca bien, claro que nunca las preparo.Si yo practicara...
La terrina de queso de cabra con aceite de sésamo y miel, ni fu ni fa. Tan suave el queso que su sabor desaparecía bajo el del aceite y la miel.
El helado de cebolla que acompañaba el paté crujiente me entusiamó, mientras que éste no le vi la gracia por ningún sitio.
El bacalao al Horno con su sofrito y patatas panadera... me gustó horrores, teniendo en cuenta que el bacalao no me gusta nada, pero este era fresco, de carnes blanquísimas y un suave y delicioso sabor.
Lo peor , sin duda alguna, la carrillera a la plancha. Sospecho que fue hecha al vacío lo que le da un textura diferente por completo diferente a guisada/asada y que no me gustó nada. Hacía hebras.Sosa se sabor y de sal, nada , muy floja.
De postre una tosta templada con queso de Cameros, manzana reineta y helado de miel.
Delicado y rico este postre al que la manzana le acompañaba seca/crujiente agudizando así su sabor.

Todo regado con Azpilicueta Crianza, 2002, creo recordar.

Después tomamos una copa en una coctelería y a continuación los que teníamos que desplazarnos hasta Fuenmayor nos retiramos, que nos quedaba un buen trecho hasta la cama.
El termómetro marcaba un grado.

Mañana más que ya voy mal de tiempo.

Besos

2 comentarios:

cannella dijo...

Hola! El fondo claro es muy bonito, pero me he visto negra para conseguir leer la letra amarilla, demasiado clara yo creo...Qué cena más estupenda! Estuve en Ezcaray hace un mes, me encantó el sitio y la comida, en una casa rural en el centro, Casa Masip. Y, por supuesto, me compré una mantita en la fábrica, tenían cosas preciosas, ¿verdad? Y compré verduras y conservas, vamos, que volvimos con el coche a tope.Un beso

Marisa dijo...

La letra amarilla no se repetirá. Ha sido al cambiar el fondo que no se ve ni torta.
Tengo lectores con problemas para ver los colores y ando haciendo pruebas.
La fábrica, un vicio.Las verduras ni te cuento.